COLOR

Dar un color no es sólo tapar las canas que te afrentan, es personalizar ese color que te
mejore tu aspecto, cuidando tu tono de piel, si te maquillas o no, tu estilo de vida o tus
facciones.

En consmar personalizamos, te enseñaremos el laboratorio, todos y cada uno de los
colores los creamos, no te enseño un tono, te enseño una foto con un rostro y un cabello
con tus características para que puedas visualizarlo antes, y lo diseñamos para ti, y cada
ficha de cliente es diferente.


Hacemos laboratorio con fórmulas de matemáticas, en definitiva nos complicamos para
ser diferentes. Poniendo o quitando reflejos, alturas de color, etc, y tratamos cada
centímetro de tu cabello de diferente manera, no es lo mismo tapar las canas, que aplicar
color en medios o en puntas, ya que cada zona tiene un estado de cabello diferente y
probablemente color también,


Por ello preparamos los tonos para unificar el largo dándole a cada parte lo que necesite.
Además hacemos:
– Retoques de diadema (viene a ser lo que la suegra ve…) Te ofrecemos la oportunidad
de retocar con la frecuencia que necesites las zonas que más se ven, para que no tengas
que estar con una raíz fea hasta el próximo mes, y además te supondrá un coste más
económico.


La idea es que puedas estar bien siempre adaptándonos a tu forma de vida..
-Raíz de color, no hace falta siempre dar un color a largos, ( que es lo que harías si te
tiñeras tu solita en casa) el exceso de color hace que se pigmente demasiado el cabello,
haciendo que el color no brille, se y parezca más oscuro y sin vida.
-Matizamos, en ocasiones no es necesario pasar el color a largos con el tinte sino hacer
el mismo tono en una coloración más tratante que además repare y nutra mis puntas, y
el resultado durará mucho más en el tiempo.